Faro de Ajo y su transformación por Okuda

El Faro de Ajo, como la mayor parte de los faros del mundo, es blanco. Está situado en la parte más septentrional de Cantabria en el Municipio de Bareyo, en la costera localidad de Ajo. Está incluido en el catálogo del Patrimonio Arquitectónico y Arqueológico del Ayuntamiento (2015) con una protección integral.

Se toma la determinación de parte del Gobierno de Cantabria de modificar su aspecto y de la mano del artista Okuda se plantea transformar esta construcción en un Faro Multicolor utilizando 72 colores, en un proyecto que cuesta 75.000 euros, para convertirlo en un atractivo turístico en la región. La fecha prevista para la realización de la obra es en principio el mes de julio de 2020, todavía en plena pandemia por la COVID-19.

La iniciativa cuenta con el beneplácito del Gobierno de Cantabria, el Ayuntamiento de Bareyo y la Autoridad Portuaria de Santander, propietaria de la finca, y también con el de el artista.

El faro se inauguró en 1930 y fue reconstruido en 1980, es, en si mismo a día de hoy un referente turístico para esta bella zona de Cantabria.

La decisión final, es que el artista culmine su obra durante la segunda quincena del mes de Agosto 2020, y permanezca en vigor durante 8 años, terminado este plazo, el faro volverá a tener su aspecto actual. Coste de la obra 75.000 euros.

La personas que visitan nuestra región admiran sobre y por encima de todo nuestros entornos naturales, nuestras playas salvajes, los bosques, y en definitiva, nuestro mayor patrimonio, que es sin lugar a dudas nuestra riqueza Natural, quizás este nueva faro transformado por Okuda, ayuden al atractivo turístico sin ver dañadas nuestra identidad.

Y es probable que los visitantes acaben llamando al faro de Ajo el Faro de Okuda.