Municipio de Udías

 

udiasEste municipio se extiende por una superficie de 19,6 km2 en las inmediaciones de la costa occidental de Cantabria, abrazado por los términos de Alfoz de Lloredo y Comillas desde el norte, y por Valdáliga y Cabezón de la Sal desde el sur. Localizado sobre una antigua depresión kárstica, Udías conserva numerosos testimonios de antiguas actividades mineras y custodia los accesos a la cueva de Rescaño, de gran atractivo desde el punto de vista espeleológico.

Su paisaje está salpicado por pequeños cerros que se elevan hasta alcanzar los 200 y los 300 metros y flanquean el paso de breves cursos de agua que alimentan los arroyos de la Virgen y Llaín.

Situado en el corazón de las Asturias de Santillana, Udías estuvo integrado durante el Antiguo Régimen en el valle del Alfoz de Lloredo, que se extendía entre Santillana del Mar y Valdáliga. En el proceso de señorialización que tuvo lugar a lo largo de la Baja Edad Media, cayó en la órbita de los Mendoza. La defensa de sus derechos frente a esta familia le llevó a entablar un largo pleito junto a los valles de Cabezón, Cabuérniga, Camargo, Cayón, Penagos, Piélagos, Reocín y Villaescusa, que se resolvió en 1581 con la reversión de estos lugares a la Corona. En 1630 constituyeron la Provincia de los Nueve Valles, base de la futura Provincia de Cantabria, en el siglo XVIII, y germen de cuantas entidades administrativas regionales ha habido posteriormente.

Ayuntamiento independiente desde 1880, Udías está compuesto por los núcleos de población de Canales, Cobijón, La Hayuela, El Llano, Pumalverde, Rodezas, Toporias, Valoria y La Virgen, con un total de 825 habitantes. Desde el punto de vista natural, cabe destacar el entorno del monte Corona, situado al oeste del municipio e incluido dentro del Parque Natural de Oyambre. Atendiendo al patrimonio artístico, son de resaltar los homogéneos conjuntos de viviendas en hilera que pueden verse en sus localidades, así como algunas de sus iglesias, entre las que sobresale la de Pumalverde.

Un municipio de atractivo y rústico paisaje, poblado desde el siglo XI y en el que ejerció su dominio la casa de la Vega, que llegó a poseer una casa-fuerte. En lo artístico destaca la iglesia parroquial de Pumalverde, gótica del siglo XV. Presenta ábside cuadrado abovedado en crucería y acceso apuntado de tradición románica. Los capiteles están tallados representando cabezas de las que salen tallos.

En La Hayuela encontramos otra iglesia parroquial de interés, construida en la baja Edad Media aunque con numerosos añadidos posteriores. En el barrio de Toporías existieron minas, hoy en ruinas.

Ayuntamiento