El Pueblo de Carmona

Carmona es un lugar del municipio de Valle de Cabuérniga, situado en el valle del río Saja, declarado de interés histórico y artístico.

Está situado en un enclave de gran belleza, que está incluido en la Reserva del Saja, por lo que cuenta con una inmensa riqueza forestal y paisajística propia del paraje natural en el que se encuentra. Además es una zona caracterizada por conservar antiguas costumbres. Entre éstas destaca la bajada del ganado tudanco desde los puertos, conocida como la “pasá”, y que año tras año se celebra por todo lo alto.

Carmona

El valle de Cabuérniga, aprovechando la denominada Ruta de los Foramontanos, ha potenciado el turismo gastronómico basado en la cocina tradicional, especialmente el cocido montañés y la carne.

Uno de los mayores atractivos de esta zona lo constituye la panorámica que se puede observar desde la Collada de Carmona, una panorámica del valle que, sin duda alguna, es una de las “postales” de más encanto en toda Cantabria.

En el plano histórico-artístico Carmona cuenta con interesantes conjuntos arquitectónicos entre los que destaca su arquitectura rural y su parador. También son de especial interés la iglesia parroquial, de mediados del siglo XVI, en la que se encuentra un retablo del Evangelio con un extraordinario relieve de la Virgen del Carmen; la ermita de San Roque, del siglo XVII; y la ermita de San Antonio Abad, del XVIII.

Además cabe reseñar la importancia de los artesanos de la madera y, en especial, la de los fabricantes de albarcas. En el plano gastronómico destaca el cocido montañés, la caza y las famosas truchas del Saja.

En esta zona hay cuatro núcleos urbanos declarados conjunto histórico-artístico, en Tudanca, Carmona, Puebla Vieja de San Vicente de la Barquera y Bárcena Mayor, donde se conservan todas las características de la arquitectura tradicional.

Ir arriba