Neocueva y Museo de Altamira

neocueva-1Seguro que si has estado en Cantabria has visitado la neocueva de Altamira, inaugurada en 2001, es una reproducción tridimensional de la más famosa cueva prehistórica con arte rupestre Paleolítico que existe en el mundo. Realizada con la más moderna tecnología, representa cómo era la cueva entre 40.000 y 30.000 años atrás, cuando estuvo habitada por grupos de cazadores y recolectores.

La Neocueva reproduce fielmente el maravilloso Gran Techo o techo de “los polícromos” con representaciones de bisontes, caballos, ciervos, cabras y signos, pintados por el maestro o maestros de Altamira. El Museo de Altamira, que incluye en su interior la citada Neocueva, exhibe de manera permanente la exposición Los Tiempos de Altamira, una valiosa colección arqueológica del Paleolítico.

Organiza, además, diversas actividades y talleres dirigidos a conocer cómo era la vida de quienes habitaron y pintaron la cueva. Descubierta en 1879 por Marcelino Sanz de Sautuola y su hija María, la cueva original fue abierta al público por vez primera en 1917, siendo declarada Monumento Nacional en 1924 y Patrimonio de la Humanidad en 1985.

Desde el principio se convirtió en uno de los destinos más visitados de España y en un icono turístico de Cantabria. Cerrada en 2002 tras detectarse problemas de conservación, en la actualidad se está a la espera de informes científicos para decidir su futuro.

neocueva-2La Neocueva presenta Altamira tal y como era entre hace 35.000 y 13.000 años, cuando la habitaron distintos grupos de cazadores recolectores. Su recorrido permite al visitante conocer el hábitat de sus pobladores y la belleza de su arte rupestre. Es una reproducción tridimensional, rigurosa y exacta, basada en el conocimiento científico y realizada con la más moderna tecnología.

En la exposición los tiempos de Altamira, nos sorprenderemos con la historia del descubrimiento de la cueva de Altamira, de la mano de Marcelino Sanz de Sautuola. Además, averiguaremos cómo trabaja un arqueólogo en su laboratorio; y conoceremos mejor a las personas que vivieron en la época de Altamira, durante el Paleolítico superior, a través de recreaciones, películas, escenografías, dibujos animados y la mejor colección arqueológica de este período, con más de 400 objetos originales procedentes de las colecciones del Museo, así como de otras instituciones nacionales e internacionales.

El Museo de Altamira acoge desde el 15 de julio hasta el 16 de octubre la exposición temporal El largo viaje… De Altamira a la Cueva Pintada. Esta exposición está organizada de forma conjunta con el Museo y Parque Arqueológico de Cueva Pintada como fruto de una larga colaboración entre ambas instituciones. Se trata de dos exposiciones paralelas en dos sedes distintas que comparten un mismo título, un mismo guion expositivo y una misma imagen gráfica. De igual forma, se ha realizado una selección equivalente de bienes culturales de la Cueva Pintada de Gáldar y de la cueva de Altamira en cuanto a su significado cultural.
La exposición aborda el uso de las cuevas como espacios de expresión simbólica por dos comunidades culturales tan diferentes como las sociedades de cazadores-recolectores del Paleolítico superior en la cueva de Altamira, y las sociedades pastoriles de los siglos VII al XVI de la Cueva Pintada de Gáldar.
El largo viaje… De Altamira a la Cueva Pintada plantea un enfoque poco habitual entre los museos insulares y los del territorio peninsular que invita a establecer una comparación entre dos culturas distanciadas, tanto en el tiempo, como en el espacio.