Hotel Balneario de La Hermida

elhotel-la-hermidaUn hotel con mucha historia desde mediados del siglo XVII. Si le apetece estar unos días de ensueño, descansa y hospedarse en un lugar de mas de 70 años de historia está en el lugar perfecto: Bienvenido al Hotel Balneario de La Hermida.

Un hotel enclavado en el valle de Peñarrubia, a las puertas de los Picos de Europa, donde la naturaleza es tan generosa que llega a parecer irreal, mágica.

El Hotel Balneario de La Hermida fue inaugurado en agosto de 2006 tras llevar más de medio siglo en el olvido. Es sólo una prueba de la recuperación del patrimonio nacional, ya que su reconstrucción ha sido fiel al encanto y esencia originales. Convirtiéndose, además, en uno de los complejos hoteleros más prestigiosos de España.
El Hotel Balneario de la Hermida le ofrece servicios de la más alta calidad para disfrutar de una experiencia sin preocupaciones y a su medida. Nuestro personal trabaja particularmente para hacerle sentir como en casa.

La palabra Hermida, según fuentes consultadas, es la última mutación de un antiguo topónimo que hacía referencia a la existencia en este lugar de manantiales de agua muy caliente y, así, antes que Hermida fue Hervida. Tiene lógica pues aquí el agua minero medicinal siempre brotó a 60ºC.

A mediados del siglo XVIII ya se tenía constancia del uso habitual terapéutico de los manantiales de La Hermida en Peñarrubia. Hasta 1841 el manantial de agua mineral estaba al descubierto y sin defensa contra las inundaciones, de manera que no había más casa de baños que una cueva contigua al manantial. Las dimensiones eran aproximadamente des 20 pies de largo por dieciséis de ancho y la altura similar a la de un hombre. En esa cueva, los enfermos tomaban las aguas en un baño de madera hecho con el tronco de un árbol.

La afluencia de enfermos condicionó que en 1842 se edificase junto a la fuente una casa de baños de 55 pies de largo y 20 de ancho con dos pisos: el de abajo para baños y el alto para hospedería. De esta manera se iniciaba la organización de las curas termales en La Hermida y las prestaciones de hostelería.

En 1859 compró las termas al municipio, la compañía minera “La Providencia”, propietaria de las minas de calamina y blendas de Peñarrubia. Por primera vez una entidad privada participa de la explotación balnearia que, más tarde, hacia el año 1881, sabíamos había pasado a manos de otro propietario, el Sr. Conde de Mendoza y Cortina.

En 1881 se inaugura una nueva galería de baños y una nueva hospedería, de grandes y notables proporciones, un parque, una ermita, y un edificio para tomar el agua en bebida y embotellada.

En 1934 se inicia la construcción de una moderna y nueva galería de baños a continuación de la antigua, que iba a ser inaugurada en Julio de 1936, cosa que nunca sucedió por el inicio de la guerra civil y ser ocupado el balneario para fines militares.
entorno balneario antiguo

Desde 1936 hasta el año 2006 el hotel y balneario han permanecido en el espacio del «mundo quieto». Solamente se abrieron sus puertas durante unos meses para acoger a los niños damnificados que habían perdido sus casas en el incendio que asoló la ciudad de Santander en el año 1941.

A finales de la década de los ochenta del siglo XX, un grupo de inversores, afincados o relacionados con la comarca de La Liébana, compran la propiedad del balneario y la finca donde está ubicado.

elhotel-la-hermida2

El Boletín Oficial del Estado de fecha 20 de Julio de 1995, hace pública una  Resolución de la Consejería de Turismo, Transporte y Comunicaciones e Industria de la Diputación Regional de Cantabria, por la que se convoca en concurso público la autorización del aprovechamiento minero del manantial minero-medicinal y termal de La Hermida, del Ayuntamiento de Peñarrubia. Con el paso del tiempo las empresas que concursaron: Balneario de La Hermida S.L. y Aguas de La Hermida S.L., muestran que no tienen ningún interés en rehabilitar las instalaciones de ese antiguo y glorioso lugar. Ambas pretenden vender sus derechos o propiedades al mejor postor.

El día 22 de Noviembre de 2002 tiene lugar la compra de la empresa Aguas de La Hermida S.L. por parte de los nuevos inversores. El día 21 de Febrero del 2003 se lleva a cabo la compra de la empresa “Aguas y Balneario de la Hermida S.L., propietaria de la finca y restos de los edificios del Hotel y Balneario. El 21 de febrero se inicia la confección del proyecto arquitectónico básico y todos los trámites necesarios para la puesta en marcha de la ejecución del aprovechamiento del agua minero medicinal de los manantiales del Balneario de La Hermida y la rehabilitación del gran hotel.