El Castillo de Argüeso

Si visitas la zona sur de Cantabria, no pases por alto visitar El Castillo de Argüeso, o también conocido cómo Castillo de San Vicente, situado en la Hermandad de Campoo de Suso.

Muy próximo a Reinosa y a la Estación Invernal de Alto Campoo, y nacimiento del Río Ebro, una comarca emblemática. Tu visita da para un día completo, hay mucho que ver en la Comarca de Campoo de Suso. Llegar es sencillo y está bien indicado (siguiendo la CA-183, carretera que une Reinosa con la estación de esquí de Alto Campoo). En lo alto del cerro en el pueblo de Argüeso nos encontramos con este Castillo, que custodia la antigua ruta con la Costa, a través del Valle de Saja.

Con carácter defensivo y estilo gótico, propiedad de la famosa Casa de la Vega-Mendoza hasta el s. XIX, fue declarado Bien de Interés Cultural en 1983. En 1988 comienzan los trabajos de restauración por parte del Gobierno de Cantabria y el ayuntamiento de la Hermandad de Campoo de Suso, abriendo sus puertas al público en el año 1999.

En la actualidad es propiedad del ayuntamiento de la Hermandad de Campoo de Suso, forma parte del Club de Castillos y Palacios de España, integrado por los 80 mejores castillos del país Y merece la pena visitarlo, está abierto al público todo el año, excepto los días 24, 25 y 31 de diciembre, los días 1 y 6 de enero y la tarde del último domingo de septiembre (Día de Campoo: fiesta de Interés Turístico celebrada en Reinosa). Es recomendable consultar los festivos por posibles cambios.

A lo largo de todo el año se organizan distintas actividades que atraen a variedad de visitantes, exposiciones temporales, jornadas de recreación histórica (el primer fin de semana de julio), conciertos, cursos, talleres medievales para grupos, mercados artesano-medievales, bodas civiles…

Evolución histórica del Castillo

Es una robusta construcción, que consta de dos torres descentradas unidas por un cuerpo central, frente al cual se abre una pequeña plaza de armas delimitada por una barbacana por la que se efectúa el acceso al castillo a través de un arco apuntado. Pese a la aparente unidad del conjunto, el castillo no se edificó de una vez, sino que es el fruto de sucesivas ampliaciones. En el siglo XIII se levantaría la torre occidental sobre los muros de una pequeña iglesia de los siglos IX o X, con advocación a San Vicente, que es la que dado nombre al castillo (cuyos restos aparecieron durante las obras de rehabilitación de 1989, junto a una tumba de lajas de la misma época). En el XIV se construiría la torre oriental y ya en el XV el cuerpo central que las une y la muralla, lo que acabó dando un aspecto de castillo a lo que el Principio no eran más que dos torres defensivas separadas, con características estilísticas similares a otras de la zona como las de Proaño, San Martín de Hoyos o Ruerrero.

Mención aparte merece el gran trabajo artesanal llevado a cabo durante su reconstrucción; dicho trabajo, realizado sobre madera noble (castaño y roble autóctono) y a cargo de la familia Sobaler y su equipo de artesanos locales, es motivo de admiración. (1988 hasta 1995).


Castillo de Argüeso con nieve
Castillo de Argüeso nevado

En Invierno puedes visitarlo y verlo rodeado de un manto blanco, tiene mucho encanto no?, empieza a imaginarte viviendo en Invernalia, junto a la chimenea, cuantas historias albergan estos muros…No pierdas la oportunidad de visitar el enclave, y perderte entre sus muros…

Horarios y Precios

-Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de 10.30 a 14.00h y de 16.00 a 17.30h.
-Del 1 de abril al 31 de octubre: de 10.30 a 14.00h y de 16.00 a 18.30h.

DEL 16 DE JULIO AL 31 DE AGOSTO: DE 10.30H A 14.00H Y DE 16.00H A 19.30H

Entrada individual: 2 euros (a partir de 3 años, incluidos)

Entrada reducida (grupos de más de 15 personas): 1.50 euros

Información y sitio web