Colegiata de Santa Cruz de Castañeda

La Colegiata de Santa Cruz de Castañeda nació como monasterio posiblemente durante los siglos VIII-X cuando en tiempos de Alfonso I y Alfonso II se repoblaron las tierras costeras cantábricas, tal como así muestran diversos documentos conservados de esta época.

El edificio está construido en buena sillería, tallada y escuadrada, fruto del buen auge económico que tenía el monasterio en la época en la que fue levantada la parte más vieja, en los últimos años del siglo XII, cuando debió haber una buena comunidad monástica que recibía donaciones de reyes o nobles y también de los peregrinos, que, aunque no haya noticia escrita, quizás pudieron visitar el templo por la existencia de algún trozo de la cruz de Cristo, tal como dice el nombre de la colegiata.

colegiata-santa-cruz-de-castaneda

La planta de la iglesa cuya estructura no es muy común en los templos de Castilla ni de Cantabria. Quizás inicialmente tuvo planta de una nave con ábside, con cúpula en el primer tramo y una torre en el muro meridional; al colocarse el ábside tal vez se pensó en añadir otros dos laterales para convertirla en tres naves pero la presencia de la torre lateral impidió finalizar la nave meridional, por lo que la iglesia acabó con tres ábsides en la cabecera y una nave. Este tipo de planta de una nave con tres ábsides y cúpula sólo se encuentra en la Iglesia de santa Eufemia de Cozuelos y en la Iglesia de San Salvador de Cantamuda.

La cabecera de la Colegiata de Castañeda, que hoy día solo tiene dos ábsides (uno destruido en 1706 para construir la sacristía y una capilla), el presbiterio, el crucero, la parte del evangelio y la cúpula datan de finales del siglo XI y primer tercio del XII. La nave, que en estas fechas sería románica, fue restaurada durante los siglos XVI-XVII. La torre corresponde a un románico más viejo. Durante finales del siglo XIII en el muro septentrional , el ábside izquierdo se prolongó con una nave de tres tramos y un pórtico pequeño, que ahora está abierto por dos arcos de medio punto enrejados. Perpendicular a esta nave se abrió otra de dos tramos, pero en tiempos románicos posteriores, quizás un siglo, tal como aparece indicar la escultura de los capiteles, bóvedas y pilastras, en un estilo ya próximo al gótico. El exterior de la Colegiata El acceso actual a la iglesia se realiza por una portad monumental de la que llama la atención su grueso muro, que alcanza 3.80 metros de espesor; es por ello por lo que presenta siete arquivoltas que apoyan sobre cuatro jambas y cuatro capiteles a cada lado; los fustes son monolíticos y las basas se asientan sobre un banco corrido bajo. Los capiteles de esta portada aparecen todos decorados, pero muy erosionados, lo que impide en algunos casos reconocer las figuras con total claridad; en ellos se muestran parejas de animales, leones, grifos, felinos,… algunos enfrentados, otros rampantes y otros capiteles con motivos vegetales.

Pasando al este se encuentra un muro que tiene cerca de la cornisa una pequeña ventana no románica en forma de aspillera; en su cornisa aparecen una serie de canecillos, algunos representando animales.

Siguiendo el camino a continuación del muro anterior se encuentra la torre, prismática, que posiblemente haya sufrido alguna modificación como muestran varios trozos de imposta de billetes que tiene incrustados. Los tres pisos que presenta son de la misma anchura, pero el cuarto y último se remete ligeramente y es aquí donde se encuentran los cuatro ventanales geminados con fustes monolíticos de capiteles decorados con animales (leones) tres de ellos y otro con el tema de Adán y Eva. En el tercer piso aparece una ventana de medio punto, pero tapiada. La cornisa de la torre aparece rematada por numerosos canecillos de animales, cabezas de leones, bolas, un hombre itifálico, protomos de animales, rollos, volutas,…

Continuando el recorrido se atraviesa la sacristía y la capilla antes de llegar al ábside central, levantadas en tiempo posterior y no románica, pero por encima de estas se aprecia la cornisa del presbiterio sur, que aparece soporta por una serie de canecillos decorados, entre los que destaca una pareja de animales que se muerden, un músico, un personaje itifálico y una mujer que aparece sujetando algo en las rodillas.

A continuación de este muro y de la capilla y sacrístía aparece el ábside central. Comienza con un capitel al principio de su curvatura, sin fuste, pero que debió existir en otro tiempo y marcaba la separación con el ábside desaparecido, decorado con volutas. Le siguen una serie de canecillos que recorren toda su cornisa, entre los que destacan protomos de cabezas humanas, una cabeza de cabra, cavetos, un arpista sentado, cabeza de lobo o león, cabeza de bóvido. En la cornisa aparecen también capiteles, algunos con el fuste desaparecido, que se continúan con los que están por debajo de la imposta de las ventanas y que dividirían el ábside verticalmente en tres lienzos.

colegiata-2El ábside está formado por tres zonas horizontales separadas por dos dos líneas de impostas molduradas y decoradas; la parte inferior debió llevar unas columnas entregas; la intermedia aparece dividida en la parte superior por la línea de imposta superior que bordea los arcos de medio punto de las ventanas y que hace las veces de capitel en los fustes de las cuatro columnas que dividen verticalmente el ábside en tres zonas; la tercera aparece cerrada por la cornisa decorada con los canecillos y se aprecian todavía los mechinales para la colocación de los andamios.

La primera ventana del ábside, la de la parte SE, aparece dispuesta sobre la línea de imposta más baja. Tiene un arco de medio punto con tres arquivoltas, rodeado por la línea de imposta superior, que también presenta una prolongación que hace de cimacio de los capiteles que soportan el arco de dicha ventana, dispuestos sobre fustes lisos; el capitel izquierdo presenta dos leones que se atacan por los cuellos en la parte alta, cabezas de animales en el centro y lateral de la cesta entre volutas; el capitel derecho tiene bolas y volutas. La ventana central es idéntica, pero los motivos de los capiteles diferentes; el izquierdo presenta acantos lisos en la base y cabecitas y volutas en la parte alta, mientras que el derecho tiene animales que se muerden los lomos y volutas; cimacio y arquivoltas tienen la misma decoración que la ventana anterior. La ventana derecha tiene en el capitel izquierdo un ave en el ángulo, volutas y bolas y cabezas de animales, y en el derecho animales de cuello largo y melenas que también se muerden los lomos.

El ábside lateral que queda es de tamaño menor, tanto en anchura como en altura, de fábrica más tosca, y quizás podría servir de modelo para conocer el otro ábside desaparecido al levantar la capilla de Frómesta. En su cornisa también aparece una serie de canecillos decorados, algunos con motivos geométricos como rollos, puntas de diamentes o cavetos, cabezas de animales, humanas, animales fantásticos,… Tiene un único tramo vertical y dos horizontales, separados por una línea de imposta de billetes y sobre la que se dispone una ventana muy sencilla, de medio punto, sin columnas, capiteles o arquivoltas.

colegiata-3El muro del transepto norte carece de vanos y tan solo presenta una cornisa provista de 10 canecillos decorados la mayoría con cavetos.

La linterna de la iglesia es quizás una de las partes más destacables de la misma. Consta de un piso inferior cuadrado que se convierte en uno superior de planta octogonal debido a las trompas angulares que ayudan a sostener mejor la cúpula. El primer cuerpo presenta algunas ventanas, otras quizás desaparecidas. El segundo cuerpo no tiene ventanales, si bien en la cara oeste aparecen huellas de que se intentó abrir alguna. La cornisa está soportada por canecillos, algunos vegetales, otros con motivos geométricos y en algunos figuras humanas y animales.

El interior de la colegiata La entrada a la iglesa por la portada románica nos lleva a un espacio amplio, con el crucero elevado y con una cúpula notoria. Llama la atención la desviación que existe entre crucero y cabecera. Los tres tramos de la nave, hasta alcanzar el crucero, no son románicos, son más oscuros, y es a partir del aarco toral por donde se accede de la nave al crucero cuando se inicia la parte románica del siglo XII. Este crucero se estructura en cuatro arcos torales, doblados, de gran altura, que apoyan sobre capiteles historiados. El arco triunfal y el que da a la nave principal quedan abiertos totalmente, mientras que los laterales, los que dan al transepto, están ciegos, tapiados hasta que se abren los huecos que dan a dichos espacios. Estos huecos se abren con arcaduras dobladas, igualmente apoyadas en capiteles historiados. Entre los motivos iconográficos de estos capiteles destacan motivos geométricos, como bolas, vegetales, pero también aparecen animales, como águilas o leones enfrentados, algunos apoyados sobre un personaje que quizás pudiera interpretarse con el tema de Daniel en el foso de los leones; en otro aparece un personaje con traje talar y baston con forma de T; en otro Adán y Eva a los lados del árbol.

colegiata-4La cúpula, soportada por los arcos torales, está construida en buena sillería dispuesta en hileras concéntricas. Las trompas, que facilitan el paso de la planta cuadrada a la octogonal son sencillas, de cuatro segmentos de arco en disminución.

El ábside es una de las mejores partes de la iglesia. Se divide horizontalmente en tres partes; la parte superior es la bóveda, de cañón en el presbiterio y de horno en el semicírculo absidial, la intermedia en la que se encuentran las ventanas y la inferior ocupada por una buena arquería, formada por dos arcos en cada lado del presbiterio y cuatro en el semicírculo. Estas partes están separadas por líneas de impostas. Los arcos tanto del presbiterio como del ábside están soportados por capiteles decorados con diversas temáticas: destacan los leones enfrentados, aves, una escena de despedida de la dama con un guerrero y éste luchando con otro, todos con buen detalle y especialmente en los cimacios, donde además de motivos geométricos, como círculos y palmetas, en algunos aparecen parejas de aves con la cabeza vuelta.

Estilo: Románico
BIC declarado en GACETA 07-11-1930

Lugar: Socobio
Provincia: Cantabria
Comarca: Comarca de los Valles Pasiegos
Municipio: Castañeda
Coordenadas: 43.31454,-3.94219