En busca del Pueblo de Cantabria 2016

en-busca-del-pueblo-cantabria-2016

El próximo mes se conocerá el fallo del jurado que otorga el premio ‘Pueblo de Cantabria 2016’. Un concurso importante por el mero hecho de participar. Seis localidades pugnarán por este galardón, que ha incrementado por diez su presupuesto después de haberse visto afectado por los recortes durante de la pasada legislatura. Naveda (Campoo de Suso), Cosío-Rozadío (Rionansa), Loma-Somera (Valderredible), Mogrovejo (Camaleño), Ruiloba y Villacarriedo han oficializado su candidatura y aspiran con ilusión a este reconocimiento que invita a mejorar la calidad de vida de sus vecinos al mismo tiempo que se respetan los valores tradicionales y el patrimonio de la región.

Naveda (Campoo de Suso), Cosío-Rozadío (Rionansa), Loma-Somera (Valderredible), Mogrovejo (Camaleño), Ruiloba y Villacarriedo optan al reconocimiento, dotado con 120.000 euros.

Para animar a participar al mayor número de entidades locales, esta novena edición está dotada con 120.000 euros (108.000 euros más que la última, del año 2014). La finalidad del galardón, destinado a poblaciones de menos de mil habitantes, es costear y reconocer aquellas actuaciones en materia de infraestructuras que destaquen por su valor cultural, histórico, etnográfico o artístico, que respeten valores patrimoniales y tradicionales, así como la rehabilitación y recuperación de zonas y entornos deteriorados, y la utilidad para el uso público y calidad de los trabajos realizados.
José María Mazón (consejero de Obras Públicas): «El premio no es una maravilla, pero sí un incentivo para realizar mejoras en los municipios»

Aunque el premio está enfocado a pueblos pequeños, preferiblemente de menos de 1.000 habitantes que no tengan la repercusión turística de otras localidades como Santillana del Mar o Comillas, más de cincuenta localidades han participado en el galardón desde que se creó en el año 2005. Lo han ganado ocho, entre ellas Novales, que fue la primera, Mazcuerras y Barcenaciones. Puente Viesgo añadió el río Pas, además de su turismo, sus cuevas y su naturaleza, y Udalla sumó al palmarés la cuenca del Asón. La distinción a Caviedes sirvió para recordar que no sólo es el ‘Cofiño’, y hasta el balcón de Picos de Europa, Tudes, aprovechó para volver a situarse en el mapa. El último ganador fue Villaescusa del Bardal (Campoo de Enmedio) en 2014.

Mas Información
Diario Montañes