El Pueblo de Cicera

publicado en: Liébana, Municipios | 0

Cicera es una localidad cántabra perteneciente al municipio de Peñarrubia, que se encuentra en la garganta del Deva. A pesar de ser uno de los menos conocidos de Cantabria, es uno de los más atractivos e inalterados de la zona, rodeada por montañas que forman parte de la alineación de Peña Sagra.

En Cicera encontramos la iglesia parroquial en estilo barroco montañés, construida en los siglos XVII-XVIII en la que se puede apreciar la belleza de la portada de arco en casetones y de capilla interior, de complicada nervadura de estrellas y combados. Junto a la iglesia se encuentran las ruinas de la ermita de Santa Cilde. Cerca de la localidad encontramos también la ermita de Santa Catalina, desde la que sale un camino que lleva al al mirador de Santa Catalina, situado en los restos de un antiquísimo castillo visigodo.



La naturaleza que rodea el pueblo es uno de sus mayores atractivos, pasa por Cicera el río Cicera, que en su descenso hacia el río Deva, forma la garganta de la Agüera Riocicera. También forma parte, junto al término de Lebeña, de la Reserva Nacional de Caza del Saja. Además se encuentra junto al Desfiladero de la Hermida.

Cicera es una localidad del municipio cántabro de Peñarrubia (España). Tenía 68 habitantes en el año 2008 (INE). Está a 500 msnm y dista cinco kilómetros de Linares, la capital municipal. Celebra la Virgen del Carmen el 16 de julio. Es la localidad más meridional del municipio. Se encuentra rodeada por montañas que forman parte de la alineación de Peña Sagra. Pasa por este lugar un arroyo, el río Cicera, que en su descenso hacia el río Deva, del que es afluente, forma la garganta de la Agüera Riocicera, un desfiladero lateral respecto al de La Hermida. Comparte con el término de Lebeña, en el vecino municipio de Cillorigo de Liébana, el Lote de Poda Cordancas, que forma parte de la Reserva Nacional de Caza del Saja.

Es el último pueblo del municipio antes de pasar a Lamasón, lo que ha determinado que sea lugar de paso de varias rutas. Por Cicera pasa el sendero de pequeño recorrido PR-S.3, llamado «Camino de Arceón», que parte del Collado Joz, entre Lamasón y Peñarrubia, pasa por Cicera, sube al collado de Arceón (971 m) y baja a Lebeña, para seguir después por Castro-Cillorigo, donde enlaza con el GR-71 (Sendero de la Reserva de Saja), continua por Potes y llega al Monasterio de Santo Toribio de Liébana. En total, son 24 kilómetros. En esta zona meridional del municipio de Peñarrubia, que se va elevando hacia la Sierra de las Cuerres, se localizan varias cuevas y simas de interés, pudiendo mencionarse, entre las cercanas a Cicera, la Torca de la Lanchera (desnivel de -171 m) y la Torca de Tresagüelas (-158 m).